Peligro mamadera!

Arriba
Dar de Mamar
¿Por qué tu leche?
¿Cómo funciona?
El sueño de tu hij@
Para leer y pensar...
Para Bajar
Poesía
¿Quién soy?
Álbum de fotos
Semana Mundial
Libro de Visitas
Sitios recomendados
Bibliografía

 

           

Quise hacer esta sección para que todos seamos concientes de los riesgos a los que exponemos a nuestr@ hij@ si le ofrecemos un biberón o mamadera.

Está tan arraigada en nuestra sociedad la "cultura del biberón" que siempre cuando pregunto a las futuras mamás que concurren al Taller de Embarazo y Crianza de nuestro hospital, que levanten la mano las que ya tienen (porque compraron o les regalaron) mamaderas o biberones, la gran mayoría las levanta!

Muchas madres que han amamantado con éxito a su hij@ durante su primer año me preguntan en la consulta "¿y cuándo comienzo a darle la mamadera?" como si ese acto fuese obligatorio...

¡Cuidado!, tanto el chupete (ver animación) como la mamadera introducidos precozmente pueden inducir al bebé a lo que se llama "confusión del pezón":

  • Después de succionar un chupete o tetina artificial preformada, es posible que el niño tenga dificultades para comprimir el pecho y mamar.

  • Al tomar biberón el bebé no tiene necesidad de comprimir-succionar ya que bebe por simple flujo de gravedad o solo por succión (ver imagen comparativa), dependiendo del orificio de la tetina, por lo que luego tampoco puede extraer la leche del pecho, ya que pierde el complejo reflejo de succión deglución (ver animación 1, ver animación 2)

  • El niño pega la lengua a la tetina tratando de regular el flujo de la leche (lo que posteriormente trae deglución atípica y problemas de ortodoncia).

Es por esta confusión de pezón por lo que se insiste tanto en el No uso de biberones o chupetes, ya que su uso puede hacer que el bebé deje el pecho.

Los bebés intentan succionar el pecho del mismo modo que succionan una tetina o un chupete, luego de producida la bajada de la leche (donde ésta sale espontáneamente), se frustran al no poder extraer más leche, lloran, se ponen nerviosos y ponen nerviosas a sus mamás y terminan rechazando el pecho. Es entonces cuando su madre piensa que ya no tiene leche y substituye más mamadas por biberones, con lo que su producción de prolactina disminuye, llevando a un inevitable destete. Si notas que te está pasando algo parecido, no te desesperes, hay métodos para recuperar la lactancia exclusiva, búscalos en Confusión del pezón.

Cómo mencionamos antes, el uso de biberones aumenta los problemas de deglución, oclusión dental, caries de la infancia, etc.

Los bebés alimentados artificialmente tienen más tendencia a sufrir cólicos (dolores de barriga), diarreas, constipación, dermatitis del pañal (colitas paspadas), asma, diabetes, hipertensión arterial, cáncer en la infancia, etc, etc.

Los biberones son una fuente importante de transmisión de gérmenes patógenos debido a que es difícil mantenerlos limpios, aún después de esterilizarlos se pueden cultivar gérmenes de su interior, en especial la parte interna de la rosca y en la tetina. En un estudio científico realizado en la zona periurbana del Perú el 35% de las tetinas analizadas resultaron positivas para E. Coli un germen indicador de contaminación fecal y responsable de diarreas y del Síndrome Urémico Hemolítico.

Y lo más importante, si el bebé deja el pecho, perderá todos los beneficios de la leche materna! Si tu niñ@ toma el pecho, no necesita ninguna otra leche.

Links para visitar:

Principal ] Arriba ] Esperando... ] Qué debes saber... ] La 1ra mamada ] Los 1os 6 meses ] Si trabajas ] Los Mitos ] [ Peligro mamadera! ] ¿Hasta cuándo? ]