Los Mitos

Arriba
Dar de Mamar
¿Por qué tu leche?
¿Cómo funciona?
El sueño de tu hij@
Para leer y pensar...
Para Bajar
Poesía
¿Quién soy?
Álbum de fotos
Semana Mundial
Libro de Visitas
Sitios recomendados
Bibliografía

 

 


  • Todas las mujeres pueden amamantar, no importa el tamaño de sus pechos ni el tipo de parto que tuvieron.

  • Tener mucha leche no es cuestión de suerte ni de herencia. Poner al bebé a mamar más seguido estimula las glándulas que de este modo producirán más leche.

  • Al comienzo de la mamada la leche es aguada (como leche descremada), para saciar la sed del bebé, en el medio es como leche entera y al final es un rico postre cremoso, por eso es importante el vaciado completo del primer pecho.

  • La leche materna es muy digerible, por eso los bebés piden más seguido.

  • Dar complemento y mamaderas aumenta el riesgo de destete precoz hasta 8 veces, porque disminuye la producción y confunde al bebé en la succión (totalmente diferente a la del pezón, ver animación), (ver comparación de las diferentes succiones)

  • Si el bebé llora, tengamos paciencia y tratemos de interpretar sus necesidades (te será más fácil si lo amamantas), porque no sólo llora por hambre, los brazos de mamá suelen ser el mejor lugar para calmarlo.

  • Si un bebé llora de hambre, esta diciendo que quiere de nuevo el pecho y no un biberón.

  • Los pechos blandos a partir de la 2ª o 3ª semana son sinónimo de que las glándulas mamarias ya están en las mejores condiciones para trabajar. La congestión que sientes al principio es ocasionada por la sangre y la linfa más que por la leche, y es pasajera, luego los pechos se ponen blandos y éstos son los que más leche producen.

  • A pesar de que los beneficios del amamantamiento son incuestionables, muchas madres deciden no practicarlo por miedo a que sus senos decaigan. Sin embargo, el amamantamiento por sí solo no provoca ningún impacto en la forma de los senos de una mujer, según un estudio pionero en su clase que se presentó en la American Society of Plastic Surgeons (ASPS, según sus siglas en inglés) en el año 2007 en Baltimore. "Muchas mujeres que acuden a nuestra consulta manifiestan que sus senos están perdiendo elasticidad, decaen, o tienen menos volumen, debido a que están amamantando", afirmó Brian Rinker, MD, Cirujano Miembro de la ASPS y autor del estudio. "Aunque el decaimiento de los senos parece aumentar con cada embarazo, hemos determinado que el amamantamiento no empeora el efecto". Al tratarse del primer estudio que examina los impactos en la forma de los senos en relación con el embarazo, los cirujanos plásticos determinaron que los antecedentes de amamantamiento, la cantidad de bebés amamantados, la duración del amamantamiento de cada bebé, o la cantidad de peso ganado durante el embarazo no eran predictores significativos en la pérdida de forma de los senos. Sin embargo, el índice de masa corporal (sobrepeso y obesidad), la cantidad de embarazos, una talla grande de sujetador previa al embarazo, los antecedentes como fumadora y la edad, constituyeron factores de riesgo significativos para un grado mayor de decaimiento de los senos.

"El criar no disminuye la belleza de unos pechos de mujer;

realza su encanto al hacerlos aparecer habitados y felices."

Robert Heinlin, "Tiempo para Amar"

  • Si ya incorporaste complementos, hay recursos para recuperar la lactancia exclusiva, informate. Los conocimientos sobre lactancia no se heredan, se adquieren.

  • Te dirán que no tomes gaseosas, que no comas ni esto ni lo otro, porque ¡todo le da gases y cólicos a tu bebé!. Debes saber que el único alimento que está comprobado que da gases al bebé es la leche de vaca (si, la que ingiere la mamá!) el resto, sólo le cambia el gusto a tu leche, y a veces el color. Como "gustos son gustos" vos probá, si a tu bebé no le gusta la tetita a la provenzal, seguro te lo hará saber, con llanto, cómo él sabe expresarse, por eso la confusión con los gases. Hay chicos que toman teta con gusto a repollo, ajo, cebolla y no se quejan, debe ser rico....

  • Mitos y realidades de la lactancia materna: por la Dra. María Fernanda Belmonte.

Principal ] Arriba ] Esperando... ] Qué debes saber... ] La 1ra mamada ] Los 1os 6 meses ] Si trabajas ] [ Los Mitos ] Peligro mamadera! ] ¿Hasta cuándo? ]