Lactancia mágica

Arriba
Dar de Mamar
¿Por qué tu leche?
¿Cómo funciona?
Buenos Consejos
El sueño de tu hij@
Para Bajar
Poesía
¿Quién soy?
Álbum de fotos
Semana Mundial
Libro de Visitas
Sitios recomendados
Bibliografía

 

 

Por Melissa Inostroza

Desde que tuve en mis brazos a mi segundo hijo, mi adorado Patricio, salté al abismo sin fin de la maternidad. Me reencontré con mi esencia más primitiva, más sensible, más pura.
Su olor, su voz, su respiración se hicieron uno con mi ser….Nos separábamos muy poco. Donde yo iba él me acompañaba, apoyado en mi pecho, rodeado por mis brazos. No necesitaba una cuna, qué mejor lecho que mi cuerpo y qué mejor cubierta que mis brazos y mi voz. No necesitábamos a nadie más ni nada…..La sabia naturaleza ha dotado a la mujer de todo lo necesario para mantener y cuidar a su cría en todo sentido. Si mi pequeño tenía hambre, ahí estaba mi pecho para satisfacerlo…incluso si quería jugar sus deditos lo apretaban y esbozaban una sonrisa. Muchas veces se ha transformado en una escena tan animal.…. yo “echada en la cama” cual gata con sus gatitos y él encima mamando, riendo mientras muerde mi “estómago”, mirándome con cara de travieso y dando un mordisco a su “pechuga”……
Amamantar ha sido una de las experiencias más místicas, salvajes y hermosas que me ha tocado vivir….Leía en un artículo sobre lactancia en el cual decían que al amamantar sale el “lado salvaje” y más natural de la mujer….nace hasta la locura…..y es cierto. Muchas personas nos miran como si fuésemos locas por dar el pecho por largo tiempo…..y puede ser estamos locas….locas de amor por nuestras criaturas….
Es cierto que a veces pasamos a ser “esclavas” de nuestros pequeños, teniendo siempre dispuesta la pechuga para cuando tiene hambre, (en cualquier momento y en cualquier lugar) sed o sólo regalonear. Dormir sólo o una hora o dos por las noches y el resto en vela con nuestra cría, en el silencio de la noche…desplazando nuestro cansancio por esos momentos con él….. Muchos verán esto como un “sacrificio” que no están dispuestos a pagar y es cierto hay que estar un poco loco para estar dispuesto a soportar el peso de un día, con sólo dormir una o dos horas….pero acaso cuando las personas se enamoran no duermen, no comen…pensando en el ser amado y así son felices….Creo que con la maternidad la naturaleza hace que nos enamoremos de nuestros hijos y que nada más necesitemos.
Sumergirse en la magia del océano de la leche materna………Unidos madre e hijo….oliéndose, mirándose, admirándose. Cuando amamanto a mi hijo experimento el amor en su grado más sublime. Es una experiencia mística, mágica. El mundo entero se detiene. Todos los sentidos se orientan hacia una sola experiencia. Mientas estamos unidos y se alimenta….nuestros ojos se encuentran y en esa mirada se comparten experiencias de amor de todo el universo….el sol, la luna entregan su luz para que nuestros ojos brillen. La piel queda expuesta para compartir sublimes caricias, esas pequeñas manitas recorriendo mi cara, tirando mi pelo, buscando mi propia mano para terminar apretando mi dedo. A su vez mis manos acarician su piel…..no sólo es un alimento físico, también de amor…..nace la complicidad….su boquita esboza una sonrisa mientras come y clava su mirada en mis ojos. Ya no escuchamos ni sentimos algo alrededor sólo nosotros….madre e hijo…animal y su cría….
Por eso es un sentimiento tan fuerte….porque el bebé necesita a su madre y la madre necesita a su bebé…..pero la vorágine del tiempo actual no permite a las madres desatar estos sentidos y entregarse por completo a “ser madres”, que es más simple de lo que muchos creen…..sólo basta la madre y su hijo…..el alimento, el cobijo, el juego, el aprendizaje….todo está en ellos…..nada más…….hay que darse la oportunidad de volver a nuestros orígenes, a nuestro ser primitivo olvidando y desterrando las tecnologías y los avances modernos….apagando celulares, televisión….computadoras...sólo dejar entrar la luz del amor y escuchar el instinto….cada mujer dentro de sí tiene las respuestas….sólo debe ser capaz de guardar silencio y escucharlas…..
Mi hijo me enseñó a reencontrarme…..la maternidad me hizo encontrar la esencia de ser mujer….si cada una pudiera realizar este viaje….el mundo cambiaría y encontraría su verdadera esencia…..la Tierra es mujer….pero como muchas ha sido callada, olvidada, atada de manos para cuidar y alimentar a sus hijos…..
Es increíble como algo tan natural, tan simple es tan importante. La leche materna es verdadera vida y verdadero amor……

Principal ] Arriba ] La Lactancia Salvaje ] Laura Gutman ] La danza del amor ] Lactancia en gemelos ] Anecdotario ] Mi vecino Inocente ] La Cosa ] Difunta Correa ] Tu hijo.... ] La Humanidad.... ] Violación inmune ] El Perro.... ] Madres saludables... ] Razones... ] Un arrorró con leche ] Un sentimiento ] Cuidados paliativos ] Tetas ] Amamantarlo fue nuestro sostén ] Podeis pasar... ] [ Lactancia mágica ]